post

El fin de semana fui a ver una película que ha estado levantando mucha controversia en las redes sociales, he visto diferentes opiniones al respecto, muchas personas dicen que es muy buena, otras no tanto, en cambio otras se quejan de toda la temática de la película. No todos los días un estudio de la talla de Fox decide poner a un personaje gay en la cabecera de una cita dentro del cine comercial, y específicamente, dentro del género juvenil. Este es el singular caso de yo soy Simón, la nueva apuesta del estudio dirigida por Greg Berlanti  que son los mismo directores de Bajo la misma estrella y estelarizada por un personaje cuyo conflicto es su preferencia sexual.

A mi en lo personal, la película me pareció un un típico cliché, al igual una amiga que toma la certificación itil méxico llegamos a la misma conclusión, no se si es porque hemos visto muchas películas con esa temática y con la misma historia de un chico que lleva una vida normal, y oculta sus preferencias sexuales por miedo a que las demás personas lo terminan rechazando.

Y es que platicando con esta chica que estudia en Geniusitt, lo único rescatable de esta película es que encontrar el amor en línea es un tema muy actual y común en nuestras vidas, lleno de tabues  y tambien considero que el misterio de saber quien es el amor cibernético, es lo que te hace terminar de ver la pelicula. Yo soy Simón es un híbrido entre comedia romántica y cinta coming of age que ofrece un conmovedor retrato contemporáneo sobre las peripecias a las que se enfrenta un adolescente para “salir del clóset” en la era de las redes sociales. En este caso, cuenta con un buen grupo de amigos y una familia que lo apoya, el proceso de revelar su sexualidad resulta en una experiencia  fácil, segura y acogedora. En este aspecto, podemos obviar que la vida de Simón no es realista, como cualquier otra película de cinepolis, la narrativa por la que atraviesa el personaje entra en el molde típico de una historia de adolescentes, incluso un tanto superficial y estereotipada. Sin embargo, curiosamente, esta inocencia en la trama es su mayor fortaleza, ya que lo distingue de otras cintas que comúnmente se apoyan de tonos crudos y dramáticos para abordar el tema de la homosexualidad e incluso le aporta más claridad al mensaje de la inclusión.

 

Leave a comment